¡Cómo pasa el tiempo tu hijo/a ya tiene 3 años!

Ha llegado el momento de ir al colegio y enfrentarse a nuevos retos. La etapa preescolar se caracteriza por un progreso importante en sus destrezas físicas, sus competencias emocionales y sus relaciones sociales que se hacen más complejas. La capacidad de lenguaje aumenta de manera evidente y aprende a mantener conversaciones, inicia el juego con iguales y es una etapa básica para la socialización.

Los niños comienzan a identificarse con los demás y a mostrar una conciencia social, ya dominan las tareas de socialización primarias: saben vestirse, comen solos, controlan sus esfínteres y, la mayor parte del tiempo, sus estallidos de ira.

A lo largo de esta etapa las dificultades más frecuentes con las que nos podemos encontrar son:

Conducta y Control del Impulso.

Control de Esfínteres.

Alimentación.

Sueño-Vigilia.

Problemas en la Escuela.

 

Celos. “La llegada de un Hermano/a a la familia.

Dificultades en la Relación con los demás.

Falta de Autonomía.

Ansiedad, Miedos, Fobias,… .

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Si tienes alguna dificultad es hora de contactar con un psicólogo. Desde Conducta y Salud ponemos a tu disposición nuestro departamento especializado en psicología de la infancia, en el que se analiza cada caso. Por un lado, se tienen en cuenta las diferentes etapas del desarrollo para diferenciar los comportamientos adecuados e inadecuados para su grupo de edad y por otro, la intervención se lleva a cabo con el menor y los padres, a quienes se les proporcionan las pautas necesarias para manejar adecuadamente las conductas inadecuadas y las dificultades que tiene el menor. Cuando el caso lo requiere se incorpora al programa de intervención, previa autorización de los padres, a los profesores y a los cuidadores que participen en su crianza, con el propósito de obtener información sobre el niño, darles pautas que favorezcan conseguir los objetivos marcados y conseguir su colaboración.

Si te dices “no sé qué hacer”, es el momento de acudir a un profesional para que te de la respuesta. Desde Conducta y Salud contamos con un departamento especializado en psicología de la infancia, en el que se analiza cada caso. Por un lado, se tienen en cuenta las diferentes etapas del desarrollo para diferenciar los comportamientos adecuados e inadecuados para su grupo de edad y por otro, la intervención se lleva a cabo con el menor y los padres, a quienes se les proporcionan las pautas necesarias para manejar adecuadamente las conductas inadecuadas y las dificultades que tiene el infante.

Educar no es fácil y los hijos no traen un manual de instrucciones cuando nacen.

 

Infanto – Juvenil